Leer algo interesante:

Otros: Leer algo interesante - Dios bendíceme - Secretos... - ¿Qué hago con unas monedas?.

 


Lecturas interesante relatos: Comprar un equipo de música puede ser muy complicado. Equipo viejo de música Vs. Minicomponente musical.

Escribe Javier R. Cinacchi
http://www.leeralgointeresante.com.ar/equipo-audio-Vs-minicomponente.htm
No es lo mismo disfrutar de buena música en un celular que en un equipo de música audiofilo (de excelente calidad sonora). Esto no ha cambiado, hace años, Audiofilos hasta se preparaban una habitación acorde y empotraban los bafles en la pared de forma tal que lograran una mejora de calidad, y no es locura, suena distinto, mejor. Incluso actualmente aún se venden bandejas (tocadiscos), ya que el sonido de un buen disco es distinto al de un CD, por ser uno analógico, y lo otro algo digital ¿sabias que aún es posible conseguir discos de vinilo nuevos?

Hace años, de adolescente, me fui armando un equipo de música más o menos bueno, recuerdo que cada módulo me costaba bien caro (vienen aparte: amplificador, sintonizadora de radio, compactera, etc), y mi primo a quien también le gusta escuchar la música en un buen equipo de audio para apreciarla bien, que se escuche cada sonido tal cual, de forma nítida y con amplio espectro sonoro. Con él a veces decíamos: “A veces es mejor comprarte un minicomponente y listo, fin de los problemas”, y me acordé de tal frase hace poco.

Recordando esas épocas, tenía en la mira un centro musical o minicomponente musical, ahora sinónimos de lo mismo tales términos; Panasonic o Sony, moderno, de los modelos más o menos caros... O, volver a armarme un equipo de música de los bien grandes, y viejos de apoco, comprando los componente usados. La calidad sonora y potencia, cuanto más viejo de una importante empresa mejor, al comparar el dinero con esfuerzo me alcazaba para:
Un centro musical moderno Sony GTR 888, o el equivalente en Panasonic, el AKX 92. El primero me parecía con mas “chiches”, el segundo con más calidad sonora; por ejemplo en el GTR 888 tiene efectos de DJ; pero el AKX 92 conos especiales para un mayor sonido nítido y en los bafles cada canal aislado. Como en Argentina hay problemas de importación (año 2012), decidí optar por mi viejo vicio del equipo de audio grosso (el primero lo tuve que vender hace tiempo atrás).
Me decidí de nuevo y me compré en Mercadolibre un amplificador Yamaha DSP-A2070 Tope de línea, japonés. Y unos Bafles Jensen LS-B 1380 Que para mayor calidad posee cuatro vías (para que se entienda: cuatro parlantes que dan cada uno un sonido distinto, y en su conjunto abarcan una mayor amplitud de sonidos). Y luego añadí una doble casetera Technics RS-TR979, también tope de línea, japonesa.

¿Qué significa tope de línea? Significa que de una serie determinada, es el mejor.
¿Influye que sea japonés? Y sí... los japoneses suelen hacer cosas muy buenas, de muy buena calidad, con protecciones, buenos disipadores de calor, e incluso algunos componentes importantes sobredimensionados un poco.

Sinceramente cuando prové como sonaba el viejo equipo, ya en mi casa, llorisquee de emoción; qué calidad sonora impresionante, y que potencia! Apenas pude llegar en mi habitación a ponerlo a la mitad, así no perdía los oídos en mi disfrute.

Pero, luego un bafle descubrí que tiene problemas de suspensión (en realidad lo descubrí ni bien lo traje). Entonces hay que mandarlo a arreglar porque a un determinado volumen (y con determinados sonidos), parece como que le agarrara un temblor al bafle y distorsiona; siendo un equipo que para nada distorsiona... El bafle es excelente pero claro, lo compré usado. La casetera (DECK) la compré luego, también usada, es muy difícil de conseguir el modelo -si casetera, esas que usan cintas magnéticas, una buena casetera tiene mayor calidad que un CD, antes que el cassette se gaste-. Y cuando la investigué bien en casa, luego de desarmar todo un deck, me llevé la desagradable sorpresa de que tiene un engranaje roto. Me di cuenta al desarmarla; primero pensé que era la correa... cuestión que suele pasar, pero en este caso no era, el cassette, anda como a saltitos; tenía un engranaje don tres dientes rotos. Te recomiendo que nunca abras un componente si no tienes ni idea; esta cassettera, por ejemplo yo la abrí. Para llegar al deck, tuve que abrir, separar placas, y sacar engranajes, motores, etc. Cuando la volví a armar, no funcionaba nada; tuve que hacer varios intentos y personalmente fui rogando al Dios de los cielos y la tierra, para irla pudiendo dejar del modo en que estaba antes que metiera mis manitas...

En resumen, días de trabajo y fastidio con la casetera -no porque sea mala, es excelente; la que anda (es doble casetera) también me hizo lloriquear de emosión por su calidad, pesar que cuando salió me era inalcanzable, aparte salvo tal detalle está como nueva-. En fin, cuando consulté cuánto me cobraba alguien por repararla me pasó casi el mismo precio que yo la pagué ahora, así que voy a ver si consigo una idéntica para de dos hacer una.

A todo esto, el amplificador que es una joya de la tecnología japonesa, se le pueden conectar siete parlantes -para que fusionen en simultaneo, cada cual en su función-, y te emula ambientes específicos de tal modo que nunca escuché un sonido tan realista, envolvente, en un equipo de audio a mi alcance económico... No le andaba el control remoto, lo desarmé y con cuidado al limpiar los contactos luego anduvo. Posee un display para programar modos, y utilizar la cantidad de funciones que tiene, no le anda. Así que luego que hice andar el control puede usarlo, pero antes para aprender  tuve que conectarle un monitor al amplificador, ya que tiene una salida de vídeo para poder conectarle uno, espectacular pero un poco incomodo. Al probar el amplificador con varios canales, me ocurrió que uno no andaba; otra vez el “osado” Javier R. Cinacchi “que no puede con su genio”, lo desarma y prueba falsos contactos (con un material no conductor, se tocan partes hasta que se detecta cual al tocarla hace cortar o activar lo que está mal), doy con la falla. Pero, de vez en cuando se me corta el canal, y tengo que tocar mediante algo no conductor de electricidad metiéndolo en una ranura de su ventilación superior para tocar un grupo de cables - alguno de ellos está flojo - que me resulta extremadamente complicado cambiar, ya que para ello hay que desarmar todo el amplificador, que tiene realmente muchas cositas, plaquitas, placas, y cables en medio; y desoldar y soldar.
Al tiempo que conecté la cassettera, me ocurrió algo raro; saltó una protección interna del amplificador... imagínate cuantas veces probé cosas para ver si funcionaba o no. No hubo caso, las fallas cada vez peores salvo de vez en cuando que andaba “todo” bien. Al final mañana lo mando a la garantía... total no rompí nada, pero el viaje cuesta ya que no tengo auto.

En resumen equipo viejo de música audiofilo Vs. nuevo centro musical o minicomponente ¿Qué conviene? Depende de tus gustos. El sonido me quedo con el viejo de calidad; pero ante todas las complicaciones que pueden surgir... uff Eso sí, una vez que anda bien, si lo cuidas generalmente no falla y si no metes las manitas, en cambio lo nuevo, no es tan robusto, no obstante nada está libre de desgaste. Además para los que vivimos la época del audio audiofilo, poderse comprar ahora un módulo de los soñados, de esos top de línea o bien grossos es toda una satisfacción. Lo malo es cuando no anda, y la triste realidad es que cuando alguien vende algo de esto, generalmente es porque algo tiene, entonces hay que calcular también las vueltas que uno debe dar para que al final te quede bien. A la mayoría de la gente creo que le conviene un buen centro musical o minicomponente, de los buenos, por ejemplo los modelos grossos de Sony y Panasonic son muy buenos. Aunque si lo ponés al máximo al lado de un equipo de los viejos de esos... vas a notar una diferencia notoria a favor del viejo equipo audiofilo.

Hago énfasis en audiofilo, porque no todos los módulos (amplificador, ecualizador, bafles, etc.) son de calidad, esto es otra contra; para armarse un buen equipo audiofilo hay que conocer un poco más. Espero que esta lectura haya sido de tu agrado, y si nunca tuviste un buen equipo de música o minicomponente o centro musical, no sabes lo que te pierdes ;-) Por cierto aún se consiguen buenas cosas a buen precio de audio en equipos de música de la década del 80 al 95, al menos en Argentina, pero cada vez los equipos de audio viejos, y buenos son menos, volviéndose piezas de colección cada vez más buscadas por los audiofilos (aficionados al buen audio).

Nota: Un punto a favor de los minicomponentes pequeños, es que son facilmente trasportables, por ejemplo si quieres un día sacarlo al parque tardas unos minutos, pero para mover de lugar un equipo de audio, tardas horas.

www.leeralgointeresante.com.ar/



© Javier R. Cinacchi www.leeralgointeresante.com.ar derechos reservados. Lea Términos y condiciones antes de hacer uso de esta Web.