leer algo interesante secretos

Leer algo interesante: Lecturas, historia, libros, reflexión, salud...

Otros: [Relatos interesantes]; [Poesía];

 


Sonambulismo casos curiosos contados por Voltaire y que opinaba

Me pareció una lectura interesante, que además puedo citar por estar en dominio público, un caso de sonambulismo, y la explicación que le da Voltaire.  El texto está extraído del libro: “Diccionario Filosófico” de Voltaire, traducción al español por C. Lanuza; Tomo 10, del año 1825.
La obra “Diccionario filosófico” de Voltaire (1694-1778) fue originalmente publicado, si no me equivoco, en el año 1764.
Nota: La siguiente lectura no pretende entrar en temas de salud física o mental; cito esta lectura a modo de curiosidades, y por considerarla un lectura interesante. Ante cualquier duda consulte con un profesional de la salud. He añadido notas al pie, con las correspondientes indicaciones numéricas en el texto, y actualizado un poco la ortografía. Hay que tener en cuenta que los conocimientos científicos han evolucionado desde la época en que vivió Voltaire, sin embargo su lógica salvando detalles por estos tiempos más esclarecidos opino es muy buena.

“SOMNAMBULOS Y SUEÑOS.
Sección I.
Autor: Voltaire
Yo he visto un somnámbulo; pero se contentaba con levantarse, vestirse, hacer una reverencia, bailar un minuete con bastante propiedad; después de lo cual se desnudaba, se acostaba y continuaba durmiendo.
Esto no llega ni con mucho al sonámbulo de la Enciclopedia. Este era un joven seminarista que se levantaba para componer un sermón durmiendo, lo escribía correctamente, lo volvía a leer desde el principio hasta el fin, o a lo menos creía leerlo, y hacía correcciones, tachaba líneas, les sustituía otras, entremetía una palabra olvidada, componía música, la escribía exactamente, después de haber pautado su papel, y colocaba las palabras debajo de las notas sin equivocarse.
Se dice que un arzobispo de Burdeos ha sido testigo de todas estas operaciones, y de otras muchas igualmente admirables. Sería de desear que este prelado hubiese dado su certificación firmada de su vicario general, o a lo menos del secretario.
Pero supongamos que este somnámbulo haya hecho todo lo que se le atribuye; yo le haría siempre las mismas preguntas que a un simple soñador y le diría: Tú has soñado más fuertemente que otro; pero es por el mismo principio; este otro no ha tenido mas que la calentura, y tú has tenido un transporte al cerebro; pero al fin uno y otro habéis tenido ideas y sensaciones que no esperabais tener, y habéis hecho cosas que no teníais ningún deseo de hacer.
De dos hombres durmiendo, el uno no tiene ni una sola idea, y el otro las tiene numerorísimas; uno duerme como un mármol, y otro experimenta deseos y goces. Un amante hace en sueños una canción a su querida, de la que cree haber recibido un billete amatorio, que lee en voz alta.
Scribit amatori meretrix ; dat adultera munus : In noctis spatio miserorum vulnera durant.
¿Ha pasado en tu máquina mientras ese sueño tan poderoso sobre ti otra cosa mas que lo que pasa todos los días en tu máquina despierta?
Tú, señor seminarista, que has nacido con el don de la imitación, que has oído cien sermones, que estos te han exaltado el cerebro, y te han dado el deseo de hacer otros, que en efecto los has escrito despierto inducido por el talento de imitar; tú los escribirás también durmiendo. ¿Cómo ha podido ser que tú seas predicador en sueños, cuando te acostaste sin ninguna voluntad de predicar? Acuérdate bien de la primera vez que hiciste el borrador de un sermón estando despierto: tú no pensabas en ello un cuarto de hora antes; estabas en tu cuarto entregado a una vaga meditación sin ninguna idea determinada: tu memoria te recuerda sin que se mezcle tu voluntad una cierta fiesta, en la que se predica en tal día; te viene en seguida a la memoria un testo (1), este te suministra un exordio (2); encuentras a manojos avios de escribir, y escribes unas cosas que no pensabas que debías escribir nunca.
He aquí exactamente lo que te ha sucedido en tu acto de somnámbulo.
En una y en otra operación has creído que no haces más que lo que quieres; y en ambas has sido dirigido sin saberlo por lo que ha precedido a la escritura del sermón.
De la misma manera, cuando al salir de vísperas te encerraste en tu cuarto para meditar, no tenías ningún designio de ocuparte de tu vecina; sin embargo, su imagen se te representa, cuando menos piensas en ella: tu imaginación se enciende sin que hayas pensado en un apagador; y tú sabes lo que se ha seguido.
La misma aventura has experimentado en sueños. ¿Qué parte has tenido en estas modificaciones de tu individuo? La misma que tienes en el curso de la sangre por sus arterias y tus venas, en el riego de tus vasos linfáticos, y en el latido de tu corazón y de tu cerebro. (3)
Yo he leído el artículo Sueño en el Diccionario enciclopédico, y no he comprendido nada de él. Pero cuando busco la causa de mis ideas en el sueño y en la vigilia, no comprendo tampoco nada.
Yo sé bien que un hablador que me quisiera probar que, cuando estoy despierto sin estar ni frenético ni borracho, no soy más que un animal que obra; este hablador, digo, no dejaría de embarazarme (4).
Pero yo lo embarazaría mucho más, probándole que cuando él duerme, es enteramente paciente, un puro autómata.
Ahora bien, decidme: ¿qué cosa es un animal que es absolutamente máquina la mitad de su vida, y que cambia de naturaleza dos veces en cada veinte cuatro horas? (5)”

-----------------
(1) Testo: Supongo que en este caso se refiere a alguna porción del relato bíblico.
(2) Exordio: Introducción a una obra literaria.
(3) Está diciendo que el acto de un sonámbulo es un acto físico y no espiritual o demoniaco. En esa época esto no se daba por sabido...
(4) Embarazarme: en este caso incomodar.
(5) Es decir la persona es siempre la misma, pero a veces por cuestiones físicas (incluyendo el cerebro) el sonámbulo se mueve dormido, imitando actos que no le son ajenos. Si no me equivoco creo que aún actualmente -o hasta hace poco si estoy desactualizado, en el 2011-, la causa es desconocida y no hay tratamientos totalmente eficaces. Pero repito ante cualquier duda consulte con el profesional que corresponda.

Realizó esta lectura en exclusiva para leer algo interesante Javier R. Cinacchi

 


© Javier R. Cinacchi www.leeralgointeresante.com.ar derechos reservados. Lea Términos y condiciones antes de hacer uso de esta Web.